You are here: Home

Paraguay se convierte en eslabón activo de cocaína y cadena logística Featured

Published in Cronicas
Written by  10 May 2021 Be the first to comment!
Rate this item
(0 votes)

 

Un trabajo de investigación resalta la era empresarial de la droga donde la producción, el transporte y la distribución se hallan en una cadena bajo la lógica del arrendamiento y la prestación de servicios.

Los narcotraficantes han encontrado en el Paraguay un terreno propicio para lavar sus activos con inversiones que van desde el rubro de la construcción, compra de tierras, estaciones de servicios, hoteles, universidades de frontera y hasta farmacias. Así lo indica el trabajo de investigación del sociólogo Carlos Peris, quien concluye que el territorio paraguayo dejó de ser territorio de paso para convertirse en un eslabón activo en la producción de cocaína.

El sociólogo realizó un cruzamiento de datos con fuentes del Ministerio Público, la Secretaría Antidrogas, la Policía y el Ministerio del Interior. Los datos recabados son de entre enero de 2016 hasta 2020.

La investigación sobre el mercado ilegal de la cocaína en Paraguay revela que el desarrollo del tráfico de drogas en el Paraguay pasó por varias etapas desde la era de los grupos policiales/militares de frontera (1950-1967); pasando por los jerarcas militares (1967 a 1989); y la etapa de los patrones zonales (1989 a 2001). Hoy estamos en la era de los empresarios donde la producción, el transporte y la distribución se hallan en una cadena bajo la lógica del arrendamiento y prestación de servicios.

CONTENEDORES. Hay una vinculación sospechosa entre las importaciones por vía portuaria y el narcotráfico.

El trabajo menciona que el 24 de febrero pasado, representantes europeos de vigilancia daban la noticia sobre el decomiso sin precedentes de 23 toneladas de cocaína en los puertos de Hamburgo (Alemania) y de Amberes (Bélgica). La carga tenía su origen en Paraguay, bajo la modalidad de trasporte fluvial a través de contenedores.

La organización internacional InSight Crime refiere que el país se encuentra inmerso en nuevas dinámicas criminales, cuestión que se materializaba en un renovado rol en el narcotráfico, especialmente a lo relacionado en torno a la cocaína.

Peris recalca que no pasa por una cuestión de mayor control en el Puerto. “Si se controlan en los Puertos tardarán mas tiempo en salir los containers y nadie va a querer que su container tarde en salir porque no van a poder cumplir con los plazos de entrega. No me refiero al sistema ilegal sino legal. Es decir, que si la cocaína circula en los containers es justamente porque existe una política de no controlar en los puertos, no solo en Paraguay sino en el mundo para que las mercaderías legales e ilegales lleguen lo antes posible. De lo contrario serían puertos muertos”, acotó.

logística. La logística del movimiento de la cocaína en Paraguay se va perfeccionando con eslabones que reciben un premio por sostener la carga. Los peones de estancias reciben entre USD 500 a 1.000 por la recepción y preparación de los aviones. Mientras que los dueños de campos por arrendar sus tierras para las pistas alcanzan hasta USD 15.000. Los policías por obviar los controles de las cargas perciben hasta USD 400. Un piloto puede llegar a cobrar hasta USD 2.000 por vuelo.

Peris sostiene en el informe que los narcotraficantes han encontrado un terreno propicio para lavar su dinero, con inversiones indirectas en la compra de construcción de edificios de departamentos o campos de ganadería. También como inversiones directas en apertura de hoteles, estaciones de servicios, farmacias, universidades de frontera y tiendas.

 

Solamente el 2% de la droga generada es incautada
Durante los años 2019 a 2020 se incautaron 7.313 kilos de cocaína en la totalidad del territorio.
Los datos del Observatorio Paraguayo de Drogas señalan que en el 2019 decomisaron 4.313 kg. Mientras que en el 2020 (periodo de pandemia) se redujo en 3.000 kg.
Las restricciones internacionales afectaron el movimiento de los contenedores en los puertos. Se redujo también el movimiento de importaciones de mercaderías de 213.019 (2019) a 180.487 (2020). “No es de sorprender la profunda relación ostentada entre las importaciones por vía portuaria y el narco”, refiere el informe.
Carlos Peris sentenció que el propio Observatorio de Drogas de las Naciones Unidas refiere que la mayoría de la droga que se mueve es a través de los contenedores.
“Como el container tiene que fluir solamente el 2% se revisa. A través del método Saviano extrapola a las cantidades de incautaciones que se hicieron en Colombia y en Italia, descubre que un porcentaje igual los containers que se incautan. Se estima que es el 2% de lo que verdaderamente está circulando en el mercado de la droga”, sostuvo.
El informe recalca que si se aprecia lo situado en el 2020, de los 150.000 kilos solo el 2.6% de lo generado, aproximadamente, quedó en el mercado interno.
Los primordiales lugares del usufructo local de la cocaína aparecen en el mapa principalmente Ciudad del Este, Asunción, Encarnación, Filadelfia, Caaguazú y Salto del Guairá

500 hasta USD 1.000 reciben al mes los peones de estancia para la recepción y preparación de los aviones.

10.000 hasta USD 15.000 corresponden a dueños de campos por arrendar tierras propicias al montaje de las pistas.

800 dólares por viaje a transportistas en el paso por las rutas. Los policías hasta USD 400 por vista gorda.

12.000 dólares es lo que reciben los estibadores por viaje por colaborar en ocultar la carga de droga en barcazas.

2.500 hasta USD 5.000 a los vigías portuarios por saltar la verificación de los container. Este monto es por cada carga.

Fuente: Diario UH

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Redes Sociales

Radio Ñasaindy

Superamos los 253 Kms. a la redonda, lo que nos da la posibilidad de llegar a 12 departamentos, que son San Pedro, Cordillera, Concepción, Central, Paraguarí, Misiones, Caaguazú, Caazapa, Guaira, Amambay, Canindeyu y en el Chaco Dpto., de presidente Hayes. Estos son los registrados a través de las llamadas telefónicas de nuestros oyentes durante las diferentes programaciones.