Está aquí: Home

La demanda del arpa paraguaya da impulso a nuevos lutieres Destacado

Publicado en Entretenimientos
Escrito por  15 Abril 2019 ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

La formación de lutieres fuera del ámbito de la herencia familiar, a través de un enfoque académico, asegura el oficio de fabricación del arpa paraguaya, a fin de responder a la gran demanda del instrumento nacional.

El embrujo seductor del sonido del arpa sigue conquistando público y el interés de estudiantes, docentes, y ahora, también de lutieres, conscientes de la gran demanda que presenta este instrumento tanto a nivel nacional como internacional.

Dicha demanda tiene una respuesta importante a través de la escuela taller de lutería Borja, que tiene como objetivo la “recuperación, reactivación y preservación del patrimonio cultural intangible de la luthería en arpa paraguaya. Surge para asegurar su transmisión intergeneracional en Paraguay”, explica Luz Borja, proyectista social, fundadora y directora de la primera escuela de lutería en el país. Y es que en Paraguay la formación laboral de los artesanos o lutieres se daba en los talleres familiares a partir de técnicas heredadas, bajo la figura del aprendiz, quien se instruía en el oficio haciendo a la vez de ayudante.

Al decir de Óscar Maldonado, vicepresidente de ARPA (Arpistas Paraguayos Asociados), era difícil la elaboración masiva de este isntrumento, justamente por la inexistencia de una escuela, “al no haber formación académica, se heredaban los conocimientos de generación en generación´, lo cual era limitante”.

Para Maldonado, propietario de Arpas y guitarras El Rey, elaborar un arpa es tarea compleja. “Es un instrumento que como cualquier otro, tiene que estar perfectamente elaborado, y sonar excelentemente, más aún si es para un profesional. Esto requiere muchos conocimientos y un largo proceso”, enfatiza.

Luz Borja cuenta que la escuela a su cargo tiene 12 aprendices del oficio de fabricación de arpa paraguaya, de los cuales 3 son mujeres.

“La misión de la escuela de lutería es salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial del país. Se trata de preservar las competencias y conocimientos que permiten su creación”, comenta.

Para Borja, lo más valioso es formar una nueva generación de hombres y mujeres dentro del oficio de fabricación artesanal de arpa paraguaya, con una visión renovada y marcando nuevas tendencias escalables.

MUY SOLICITADA. Luz Borja, Gladys Torales de Pedersen y Óscar Maldonado coinciden en que existe una gran demanda en la fabricación de arpas paraguayas.

“El arpa paraguaya está posicionada en nuestro país como símbolo, y en el exterior, en lugares como Japón, aprecian muchísimo este instrumento. Esto es gracias a los músicos y artesanos, quienes llevan en alto nuestra música y el instrumento”, señala Borja.

“En Paraguay es grande la demanda del instrumento. Me consta que tiene mucho movimiento. Los alumnos que ingresan cada año a la escuela (Luis Bordón), necesariamente tienen que comprar el instrumento”, comparte Gladys Torales, directora de Arpa Róga, Escuela Luis Bordón, en donde ya egresaron 30 profesores de arpa, con título del MEC.

Para Torales de Pedersen, el arpa es en este momento un instrumento estrella. “Solo que el paraguayo no se da cuenta de la importancia que tiene, tanto a nivel nacional como internacional”, advierte.

Para Óscar Maldonado, “este instrumento es una bendición que tenemos que proteger. Gracias al arpa, Paraguay integra el libro de Récord Guinnes desde 2013, y cuenta con exponentes como Nicolasito Caballero, un genio vivo”, subraya el lutier.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Redes Sociales

Radio Ñasaindy

Superamos los 253 Kms. a la redonda, lo que nos da la posibilidad de llegar a 12 departamentos, que son San Pedro, Cordillera, Concepción, Central, Paraguarí, Misiones, Caaguazú, Caazapa, Guaira, Amambay, Canindeyu y en el Chaco Dpto., de presidente Hayes. Estos son los registrados a través de las llamadas telefónicas de nuestros oyentes durante las diferentes programaciones.