Está aquí: Home

FMI reduce de 4,2 a 3,5 por ciento la proyección de crecimiento para 2019 Destacado

Publicado en Economia
Escrito por  07 Marzo 2019 ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

Los efectos de la sequía en la producción de soja desalientan las expectativas de expansión del PIB para este año, pero mejora el panorama del comercio de frontera y el turismo de compras.

La merma sojera producida por la sequía sacrificará unos puntos al crecimiento económico del país en el 2019 y el panorama se torna menos alentador que en los anteriores pronósticos. El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su proyección de expansión del producto interno bruto (PIB) paraguayo para este año, de 4,2% a 3,5%, al cierre de la misión de consulta del artículo IV.

Bas Bakker, jefe del equipo del FMI que analizó la situación del país en una visita de dos semanas, reconoció que el sector agrícola está sufriendo por las condiciones climáticas adversas que se presentaron al inicio de la campaña. Por otro lado, destacó que el turismo de compras y el comercio transfronterizo compensarán este bajón, debido a que sus perspectivas son más auspiciosas por la corrección de las condiciones de competitividad entre Paraguay y sus vecinos, respecto al schock cambiario experimentado en el 2018.

“Con una situación donde Paraguay se volvía más caro con relación a los vecinos, esto llevó a una caída en el turismo de compras. Este efecto está siendo corregido paulatinamente, corregido por la inflación que se está sintiendo en Argentina”, explicó.

El FMI consideró que la fortaleza de la capacidad local de mover la economía mediante el consumo y las inversiones dependerá en gran medida de la recuperación de las inversiones del Gobierno, terminada la transición. Advirtió que la demanda interna pasa por una “debilitación incipiente” y que el entorno externo se encuentra incierto; explicó que esto quedó en evidencia a través de la reducción de la tasa de política monetaria, de 5,25% a 5%, por parte del Banco Central del Paraguay (BCP).

Historia y desafíos. En una mirada a mediano plazo, Bas Bakker sostuvo que el sector agrícola ya no será capaz de impulsar el crecimiento económico como en los últimos quince años, debido a que la superficie de cultivo no puede seguir expandiéndose al mismo ritmo y los precios internacionales de los commodities, especialmente, de la soja, no están al mismo nivel. En este sentido, señaló a los sectores no agrícolas y eléctricos como los nuevos motores, que aseguró están creciendo rápidamente, pero representan apenas el 7% de las exportaciones.

En consecuencia, consideró que el país necesitará inversiones tanto nacionales como extranjeras, pero que para ello debe atacar las debilidades presentes en el clima de inversiones y la gobernanza. Mencionó a la corrupción y a la falta de previsibilidad de la Justicia entre los obstáculos para la atracción de inversiones, mientras que los bajos impuestos y los precios de energía se mantienen entre las ventajas.

Por otro lado, insistió en la necesidad de mejorar el gasto público para avanzar en indicadores de educación y formalización de la economía, así como en reducir las exenciones y deducciones impositivas.

Sobre la regulación, la “Declaración al término de la misión sobre la Consulta del Artículo IV de 2019” insta a seguir fortaleciendo la supervisión de las cooperativas de ahorro y crédito, y establecer un supervisor de los fondos de pensiones. Recomienda además mejorar la supervisión de las casas de crédito y las casas comerciales; “se deberían adoptar estándares de supervisión para este sector de manera rápida”, expresa.

El PIB tuvo una expansión del 3,7% el año pasado
El cuanto al desenvolvimiento de la economía paraguaya durante el año pasado, el FMI también observó un dinamismo menor al esperado. Bas Bakker, jefe de misión del organismo multilateral, sostuvo que el PIB creció en 3,7% en el 2018, por debajo del 4,4% estimado en el último informe de Perspectivas para América Latina y el Caribe del FMI, publicado en octubre último. El ejecutivo detalló que este crecimiento fue impulsado por la demanda interna, pues recordó que las exportaciones netas fueron negativas. Recordó además que la expansión fue desigual en las dos mitades del año pasado: en la primera fue fuerte y en la segunda, débil. “Paraguay empezaba a sentir los efectos de la turbulencia regional en términos financieros. La crisis de Argentina llevó a una depreciación del guaraní con relación al peso argentino, pero también con el dólar; Argentina se volvió muy barata para los paraguayos y Paraguay se volvió muy caro para los argentinos, también la depreciación del real brasilero, pero en una escala menor”, relató.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Redes Sociales

Radio Ñasaindy

Superamos los 253 Kms. a la redonda, lo que nos da la posibilidad de llegar a 12 departamentos, que son San Pedro, Cordillera, Concepción, Central, Paraguarí, Misiones, Caaguazú, Caazapa, Guaira, Amambay, Canindeyu y en el Chaco Dpto., de presidente Hayes. Estos son los registrados a través de las llamadas telefónicas de nuestros oyentes durante las diferentes programaciones.