Está aquí: Home
Sábado, 05 Enero 2019 10:24

Se puede jugar con el esfuerzo de los pobres. Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El campesino paraguayo es dedicado, sacrificado y recibe poquísimas recompensas por esos dones y esas grandes responsabilidades que tienen a diferencia de muchos otros ciudadanos que también trabajan y se dedican denodadamente para salir adelante. Lo que hace distinto a la vida que lleva los productores agrícolas es que tienen además de un trabajo un arte para la producción, decimos arte porque además de sembrar y esperar que la tierra haga milagros, ellos también realizan un cuidadoso control de las hojas de las plagas de los bichos y malezas que pueda dañar su producción. En nuestro país se sigue utilizando herramientas arcaicas es decir toda la producción sale del esfuerzo y del sudor de la frente del agricultor. Con estos decimos que el agricultor logra sacar provecho de la tierra totalmente con el esfuerzo de sus brazos, pero tropieza con una de las cuestiones que hacen que se encuentren totalmente sometido al abuso de los empresarios, acopiadores o intermediarios.
El caso puntual de la producción de mandioca que los productores agrícolas casi con lágrimas en los ojos lamentan la bajísima cotización del producto que raya lo absurdo, no es posible que se jueguen con la esperanza y el esfuerzo de la persona que sueña sacar adelante a su familia y lastimosamente sufren el abuso de empresas y personas inescrupulosas a esto se suma la falta total de control para que se evite los abusos. El precio por kilo de la mandioca en finca apenas llega a 120 guaraníes es decir menos de un centavo del dólar, eso no tiene lógica en ningún país del mundo.
Los productores ante las necesidades que atraviesan diariamente no tienen más remedio que vender sus productos a ese precio y para saldar las deudas que generan la preparación del suelo y otros gastos. Venden su producción y al final no obtiene ganancia porque trabaja para la fábrica, para el intermediario y para el banco y para la casa ya no sobra nada. Es así de triste la situación y el Ministerio de Agricultura se desatiende del problema pareciera que no quieren asumir la responsabilidad con los productores y dejan a estos a merced de los abusivos.
La única posibilidad que los agricultores saquen provecho del esfuerzo está dando el sésamo, ya que la producción está por muy buen camino y la cotización del producto está establecido en 5 mil guaraníes el kilo, con ese precio base se inició la campaña y también hay esperanza que incluso los precios lleguen incluso a los seis mil guaraníes, si esto se da la ganancia será bastante buena para los productores agrícolas.
Es increíble y lamentable la total desatención de las autoridades e instituciones, no es posible que el ministerio de agricultura con su departamento de comercialización no se preocupen por los productores, todo lo bueno que se quiere hacer por los campesinos no pasa de ser un lindo discurso porque la realidad es un abuso constante hacia los productores quienes por ignorancia o por necesidad se dejan utilizar.
No es mucho pedir pero las instituciones deben controlar esta situación, no se puede continuar con los abusos es lamentable como son sometidos los pobres por los ricos, creemos que las instituciones y es estado paraguayo deben velar por los intereses de los mas desprotegidos.

Visto 69 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Redes Sociales

Radio Ñasaindy

Superamos los 253 Kms. a la redonda, lo que nos da la posibilidad de llegar a 12 departamentos, que son San Pedro, Cordillera, Concepción, Central, Paraguarí, Misiones, Caaguazú, Caazapa, Guaira, Amambay, Canindeyu y en el Chaco Dpto., de presidente Hayes. Estos son los registrados a través de las llamadas telefónicas de nuestros oyentes durante las diferentes programaciones.