Está aquí: Home
Sábado, 07 Julio 2018 12:04

Los políticos y su formación Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

En casi todos los países del mundo acceder a un cargo público implica una gran responsabilidad y esa responsabilidad va intrínsecamente ligado con un acabado conocimiento de la función a la que estas comprometiéndote llevar en caso que la ciudadanía deposite en ti su confianza a través de los votos, eso es en otros países del mundo pero no aquí en Paraguay, en nuestro país, los políticos acceden a los cargos no precisamente por su idoneidad sino por méritos de militancia o por haber comprado el cargo en las internas, el propio senador de la nación José Ledesma, indico que las bancas se venden al mejor postor incluso se ofrecen miles de dólares para ocupar algún sitio privilegiado en los primeros lugares de las listas partidarias y de esa manera asegura el puesto. La otra manera como ya dijimos es por medio de la militancia, los dirigentes políticos encuentran una manera de motivar a sus correligionarios dando puestos u oportunidades a sus seguidores en las listas, muchas veces estos van de relleno y otras veces acceden directamente con mucha suerte sin siquiera gastar dinero y con el solo mérito de haber hurreado o haber sido puntero político en algún lugar.
La situación política y los políticos en nuestro país no están pasando por su mejor momento y esta crisis se viene arrastrando casi en dos periodos presidenciales, donde el banalimos político se apodero de la gente y cualquiera se cree apto para ocupar un cargo público por medio de los votos. Aunque debemos reconocer que constitucionalmente todos los ciudadanos están habilitados para ser candidato para algún cargo, lo ideal sería que los cargos a ser electos sean ocupados por personas idóneas.
Lo ocurrido con nuestro representante en el parlasur deja en evidencia lo mal que estamos en cuanto a formación de líderes políticos, los partidos tradicionales con mayor fuerza dejaron de formar líderes y se dedicaron a la prebenda y al clientelismo dejando de lado grandes ideales y legados políticos de pensadores influyentes en la historia de nuestro país, tanto el partido colorado y el partido liberal dividida por una línea ideológica bien definida, últimamente tienen las mismas líneas de corrupción ambos partidos bailan el ritmo desenfrenado de la corrupción dejando y olvidando totalmente el pensamiento libertario y de valores que anteriormente caracterizaba a sus hombres.
Estamos ante una crisis tremenda en valores porque los hombres ya no se presentan a unas elecciones convencidos de que su aporte puede ser productivo y útil a la nación, sino se presentan por haber tenido recursos para aportar a la corona por haber aportado dinero quien sabe de qué origen a las campañas políticas, esa es la realidad, los cargos se compran o se venden. No importa quién sea el oferente si es un hombre culto o un vulgar ladrón eso no cuenta ni importa.
Los deslices ocurrido en el parlamento nacional donde uno se considera superior a los comunes y otro ni siquiera sabe para dónde muestra el deterioro de la política criolla y es un llamado urgente a la reparación moral de todos los partidos políticos y de los hombres que las componen. De los ciudadanos depende hay mucho por hacer este nuevo periodo presidencial y parlamentario se está iniciando y es necesario tomar apuntes de estos hechos que vienen ocurriendo para tomar medidas en las próximas elecciones. Pero miremos con objetividad y no nos apasionemos por los colores cuando tengamos que elegir.

Visto 172 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Redes Sociales

Radio Ñasaindy

Superamos los 253 Kms. a la redonda, lo que nos da la posibilidad de llegar a 12 departamentos, que son San Pedro, Cordillera, Concepción, Central, Paraguarí, Misiones, Caaguazú, Caazapa, Guaira, Amambay, Canindeyu y en el Chaco Dpto., de presidente Hayes. Estos son los registrados a través de las llamadas telefónicas de nuestros oyentes durante las diferentes programaciones.