You are here: Home
Saturday, 06 February 2021 11:05

Un gobierno populista que pide aplausos

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Esta semana hemos recordado  32 años de la caída de la dictadura y que abrió paso para la instalación de la democracia en nuestro país, desde la gesta revolucionaria del 2 y 3 de febrero del 89 hemos vivido diversos episodios unos agradables como la posibilidad de gritar y protestar contra las barbaries que se seguían cometiendo al no poder superar plenamente la dictadura, otros de los buenos momentos que nos brinda la democracia a lo largo de estos tiempos es la de votar y elegir a las autoridades, éramos nosotros los hacedores de nuestro destino, ya la responsabilidad de gobernar el país le delegábamos a las autoridades que nosotros elegimos, que el soberano pueblo paraguayo recomienda dirigir la nación. Porque el sistema de gobierno que tenemos permite al pueblo soberano delegar sus responsabilidades de llevar adelante la nación a un hombre electo por voluntad popular. Entonces elegimos a una persona le damos poder para manejar los intereses de la nación, esta persona y otras electas representan al pueblo, son autoridades porque el pueblo le dio ese poder. Lastimosamente este poder que tiene el ciudadano paraguayo también representa una debilidad y esa debilidad consiste en no saber valorar el poder que tiene el mandato que tiene el pueblo no es dimensionado en su justa dimensión. Así como tenemos el poder de elegir también tenemos el poder de sacar, de bajar y de dar indicaciones cuando las cosas están mal encaminadas, pero no sabemos utilizar ese poder de marcar las pautas a los gobernantes y terminamos siendo esclavos sumisos de las decisiones que ellos toman allá arriba en detrimento de los intereses generales de la nación.

El ciudadano al delegar las funciones a sus elegidos estima que las tomas decisiones deben basarse en el respeto a los intereses comunitarios dejando de lado las apetencias personales para beneficiar al resto de la población. Pero en un país donde el ciudadano está acostumbrado a recibir migajas aplaude cualquier pequeña ayuda que venga las autoridades y estos se erigen como los grandes benefactores y hacedores de hazañas, cuando simplemente están cumpliendo con su obligación y su responsabilidad asumida al ofertarse en las elecciones donde finalmente el pueblo le confió la responsabilidad. La frase “aplaudir a un político por hacer obras es como aplaudir al cajero por darte plata” se aplica plenamente en nuestro país. En este bendito país las autoridades representantes del pueblo inauguran cualquier cambio de foco, es impresionante la necesidad que tienen de satisfacer sus egos con aplausos, y no solo piden sino exigen los aplausos y condicionan al ciudadano que si siguen aplaudiendo y siguen votando por el mismo equipo político o por el mismo partido más obras serán inauguradas. Es decir, coaccionan al pueblo por cada ladrillo que colocan. En la democracia y en los países serios las inauguraciones son cuestiones complementarias, el ciudadano eligió a las autoridades justamente para hacer eso.

Además de ser una práctica populista también es una forma de humillar al pueblo, esta semana el presidente de la republica fue blanco de una de las tantas pifiadas que ya ha cometido a lo largo de su gestión. “Yo no soy médico que pio yo voy a saber” dijo ante periodistas que solicitaban al presidente atención a una persona que está pidiendo medicamento para dar batalla a una enfermedad que justamente fue motivo de la declaración de pandemia y que obligo al país a prestar 1600 millones de dólares para salvar vidas de los paraguayos, falta de empatía y respeto al pueblo de parte del primer mandatario. No solo denota su miserabilidad humana sino también su improvisación para hacer frente a la pandemia esta lucha que estamos llevando llevamos la de perder por las constantes improvisaciones.

El populismo es una receta peligrosa que en los últimos tiempos viene apoderándose de la región, en nuestros país el populismo se instala mayormente en épocas electorales, con discursos ácidos, picantes y arrasadores que gusta y motiva al pueblo, pero el peligro radica en que el discursos populista lleva normalmente al poder a ineptos e incapaces quienes no tienen manera de enfrentar una situación crítica y se escudan con frases pocos felices como “moopio che aikuaata” es momento de mirar con cuidado y detenimiento esta situación de lo contrario seguiremos pagando caro.

Read 383 times

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Redes Sociales

Radio Ñasaindy

Superamos los 253 Kms. a la redonda, lo que nos da la posibilidad de llegar a 12 departamentos, que son San Pedro, Cordillera, Concepción, Central, Paraguarí, Misiones, Caaguazú, Caazapa, Guaira, Amambay, Canindeyu y en el Chaco Dpto., de presidente Hayes. Estos son los registrados a través de las llamadas telefónicas de nuestros oyentes durante las diferentes programaciones.