You are here: Home

Cuento de cuarentena: Un libro escrito desde la emoción Featured

Published in Entretenimientos
Written by  12 September 2020 Be the first to comment!
Rate this item
(0 votes)

 

El libro Cuento de cuarentena y otros relatos, de Lourdes Talavera, es la consecuencia de elaborar el confinamiento interno confrontado al confinamiento del entorno por la pandemia.

Arrobarse con la luna que renueva la condición femenina, entre buscar la comprensión del contexto pandémico actual para el entendimiento sobre la sanación del alma ancestral, y acurrucarse en el regazo de la madre naturaleza hasta llegar al perdón del árbol genealógico.
Parece simple abordar la reseña de un libro (Cuento de cuarentena y otros relatos, Lourdes Talavera, Asunción, Servilibro 2020), pero encontrarle el alma es un camino misterioso y para ello hay que dejarse guiar divinamente.

Nuestra autora nos propone doce relatos aislados, en cada uno aborda un tema particular y propio, en su temporalidad y con personajes distintos; sin embargo, aunque comencemos leyendo desde el centro hacia adelante, o yendo hacia atrás, no podría uno deshacerse de su influencia como un todo.

Con habilidad, Lourdes va entretejiendo las memorias familiares en conjunción con las emociones de tristeza, alegría y felicidad, dolor, miedo, nostalgia y de amor, para concluir con su paso de fe y perdón a esa conexión genealógica de su clan y ocurre la sanación. Nuestros originarios proponen rituales a la madre naturaleza para la sanación e integración del linaje femenino, la autora nos cuenta en el relato El espíritu del Ka’a vy, y dice que cuando abrazamos un árbol descargamos las energías dolorosas que se filtran desde profundidad de tierra a través de sus raíces. Lourdes nos dice que cargamos las memorias que se transmiten de generación en generación y que devienen desde la primera mujer que transitó el planeta Tierra; por tanto, esta genealogía nos hermana a todas. Las mujeres sabemos cuánto dolor histórico nos aquejó por siempre, que espetó el nombre y el apellido de muchas hermanas de intelecto, de saberes; por tanto, sanar a nuestra madre y a todas las mujeres ancestrales que la precedieron es anclar un hilo de luz que conecta nuestro corazón al corazón de la madre, y de todas las ”ancestros” del clan femenino que tienen que ver con el árbol genealógico para desconectarnos de todos los miedos, enfermedades, de otras fidelidades y memorias.

LITERATURA EN LA PANDEMIA
En Cuento de cuarentena, me resonaron las repeticiones de una frase: “El confinamiento de la pandemia me estaba afectando la salud mental”, claro, y ¿quién no habrá sentido sus tremendas consecuencias? –personalmente, en mí, en la soledad más absoluta me enfrenté a un quiebre emocional, hasta el momento de la comprensión y aceptación de mí nueva realidad momento en el cual recuperé mi delicada paz–.

En el relato Fragmentario, ocurre otra oportuna repetición “los años pares son malos”, frase de su amado abuelo que evidencia el patrón cíclico cuando amenazan las pandemias.

Los relatos de Lourdes nos increpan a decodificar y romper esquemas, decretos e imposiciones familiares, de memorias físicas y del alma desde esa primera mujer, de la madre de nuestra autora y el tremendo dolor de su desaparición física.

Para ella este libro es terapéutico y se va recomponiendo desde el cuento uno hasta el relato doce. Este libro es la consecuencia de elaborar ese confinamiento interno confrontado al confinamiento del entorno por la pandemia.

Me gustó encontrar la repetición del nombre “Julio Cortázar”, en dos instantes dentro del libro con frases que instan a la reflexión.

Una dice “hasta lo inesperado acaba en costumbre cuando se ha aprendido a soportar”, y la otra frase señala “nadie puede saber cuántos días hay en la vida de un cronopio…”, son melancólicas locuciones que cada lector lo puede trasmutar en el transitar de su sanación personal.

PROFUNDO TRATAMIENTO ESPIRITUAL
Lo mágico se discurre sin tregua, porque por encima de lo científico con las transferencias de memorias en los ADN, pienso que estamos frente a una obra con un profundo tratamiento espiritual, con algunas apariciones fantasmagóricas y trasmutaciones de energías universales en los siguientes relatos, El espíritu del ka´a guy que es el viento musical entre las hojas, que abrazar un árbol nos lleva a las entrañas oscuras y profundas de la tierra para descargar las energías, porque la naturaleza es medicina; Madre del cielo en la luna llena, cuando sucede la sanación desde la energía cósmica y sabias de la Madre Luna; El domador de tigres, una ficción inquietante sucedida desde un recuerdo con un final de experiencia fantasmal; Una suave melodía es uno de los relatos más breves y de mayor peso que cada lector lo sabrá escudriñar, así como también lo hará con La planta de algarrobo y Fragmentario.

No puedo finalizar esta reseña sin referirme al relato El club de las suicidas en razón de que la autora ha mencionado a dos escritoras, dos hermanas del ADN ancestral, pero que jamás se han conocido: Virginia Woolf y Alfonsina Storni.

Sí, la vida es esta, un día estamos y al otro día ya no, a veces por decisión propia, a veces porque así tiene que ser.

No deja de ser metafórica la imagen de la tapa realizada por Toni Roberto, ella representa exactamente el cautiverio personal donde las puertas y los portones se encuentran cerrados, una casa circundada por la oscuridad, sin embargo y a pesar de todo eso, la mirada esperanzadora se encuentra fuera del hermetismo del espacio.

Otras imágenes alusivas y pertinentes están trabajadas por el artista Rodrigo Hamuy Aquino, con las cuales da énfasis al relato que le sigue.

La riqueza de este libro es tanta y más, pues tiene un cierre maravilloso, ideal para quien quiere ir más allá de la lectura simple, pues cuenta con una guía didáctica para la máxima comprensión lectora.

Estamos viviendo un tiempo diferente, experimentando el aislamiento social o la distancia con nuestros afectos, la familia y los amigos. Hagamos que esta vivencia valga la pena para el crecimiento como ser espiritual, para alimentar el intelecto con la más alta evolución. Y agradecer, porque mientras haya vida, hay oportunidades, hay futuro.

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Redes Sociales

Radio Ñasaindy

Superamos los 253 Kms. a la redonda, lo que nos da la posibilidad de llegar a 12 departamentos, que son San Pedro, Cordillera, Concepción, Central, Paraguarí, Misiones, Caaguazú, Caazapa, Guaira, Amambay, Canindeyu y en el Chaco Dpto., de presidente Hayes. Estos son los registrados a través de las llamadas telefónicas de nuestros oyentes durante las diferentes programaciones.